Cada vez que Tesla compra Bitcoin, un ángel coge gonorrea

Lo primero que debo decir es que soy un friqui tecnológico y por tanto un Tesla fanboy. Creo que no se puede ser lo uno sin lo otro. Tesla es, con mucha diferencia, la compañía más innovadora del mundo y además el abanderado de la lucha contra la crisis climática.

Y justamente por eso, no daba crédito cuando se anunció que Tesla había invertido 1.500 millones de dólares en Bitcoin y que además empezaba a admitir Bitcoin como forma de pago en su tienda. Y no, no es porque crea que las criptomonedas son una moda pasajera, todo lo contrario.

El problema es que estamos hablando de Bitcoin, la criptomoneda más contaminante del mundo. El minado de Bitcoin consume más energía que Noruega, y ¿para qué? Minar un Bitcoin es resolver un puzzle criptográfico tan complejo que hacen falta enormes granjas de servidores para resolverlo. Si, tan tonto como suena. Bitcoin consume más energía que Noruega para resolver un juego.

Un juego si, pero tan rentable, que hasta hay centrales de carbón que vuelven a la vida solo para alimentar una de estas granjas. Como referencia, si pudieras comprar un café con Bitcoin (algo que nunca sucederá), esa transacción consume nada menos que 910 kWh; energía suficiente para abastecer mi casa durante más de 4 meses!!!!

Y es por esto que al leer la noticia de que el paladín de la crisis climática legitimaba este disparate (con la repercusión que todo lo que hace Tesla tiene), se me vino a la cabeza el gran Dylan Moran para darle título a este post.

Tesla recula

Hace un par de días, y después de informes que indicaban que la energía para minar Bitcoin era cada vez mayor y más sucia, Elon Musk anunció que suspendían el uso de Bitcoin en su tienda hasta que la energía que se use en el minado no sea más limpia.

Elon, esto no soluciona nada. Desperdiciar – si, desperdiciar – Tera vatios de energía renovable en minar criptomonedas no ayuda en nada. Esta ingente cantidad de energía limpia se tiene que utilizar para sustituir otras fuentes contaminantes, en lugar de tirarla por el retrete del minado de Bitcoin.

¿Estoy pidiendo el fin de las criptomonedas? No. Lo que estoy pidiendo es dejar de utilizar tecnologías obsoletas (y Bitcoin lo es) con absurdos requerimientos energéticos y pasar a usar criptos de nueva generación. Criptos que no tienen minado.

Say NO to mining

Como dice el propio Musk, “The best part, is no part”. No es cuestión de hacer más eficiente el minado, es prescindir de él por completo.

Y la alternativa no es el Proof of Stake (que no tiene minado). Para mi esto es una aberración: que, en un sistema descentralizado, el que tiene más monedas es el que puede tomar decisiones, es completamente incongruente.

Blockchain está obsoleto

En mi opinión, Blockchain es una tecnología obsoleta y esto incluye a todas las criptomonedas que se basan en ello (Bitcoin, Ethereum y un larguísimo etcétera). El universo de criptomonedas debe migrar a una base tecnológica más avanzada y que ya está disponible. Estoy hablado de IOTA, la única cripto (que yo conozca) que no está basada en Blockchain y la única con la que podrás comprar un café sin destrozar el planeta.

Como comparación, validar una transacción en IOTA supone un consumo energético de 0,000001 kWh, es decir 834 millones de veces más eficiente que Bitcoin. Y además es gratuito (no fees).

¿Es IOTA la cripto a la que se refiere Musk en su tweet? Debería ser.

Versión en inglés de este post en Medium

Photo by Bermix Studio on Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.