Hello (disrupted) world!

Bienvenid@ a la primera entrada de Disrupted Blog

Disrupción. El nombre de este blog viene por esta palabra tan americana, que resume a la perfección lo que quiero contar, aunque creo que no todo el mundo entiende lo que significa. Por resumirlo a mi manera:

Una disrupción se produce cuando alguien ajeno a un sector, entra en él como un elefante en una cacharerría, lo pone todo patas arriba, crea un nuevo mercado y destroza el que había y a sus integrantes antes de que parpadeen.

Disrupted

Vivimos una época histórica. Nunca antes se habían juntando tantas tecnologías con un potencial disruptor tan inmenso en el mismo marco temporal: Inteligencia Artificial, Baterías, Blockchain, IoT, Enernet, 5G, Biotecnología, Robótica…

Cada una de estas tecnologías tiene un potencial brutal, pero el hecho de que haya tantas avanzando simultáneamente, hace que el efecto disruptor se multiplique; porque una característica común en las disrupciones es que se producen por la coincidencia en el tiempo de avances tecnológicos en distintos campos.

La disrupción conjunta que van a producir estas tecnologías va a afectar al 100% de las industrias de forma brutal en menos de 10 años. Si, a TODAS las industrias. Los primeros efectos ya están dejándose notar en 2018, pero van a ir creciendo exponencialmente en los próximos años.

Mi apuesta es que para 2025, muchas grandísimas empresas que hoy pensamos intocables habrán desparecido o estarán condenadas a la más absoluta irrelevancia; lo que se llama un momento Nokia. ¿Un ejemplo? Mi apuesta es BMW. Aunque para esta fecha habrá muchos otros grandes fabricantes de automóviles que habrán quebrado, me quedo con BMW como marca que hoy está en la cima, pero que la arrogancia de sus directivos va a llevar a la ruina en tiempo record.

Si crees que es un disparate que un empresón como BMW vaya a quebrar en 2025, sigue leyendo. A continuación tienes unas pistas sobre cómo la generalización de estas tecnologías va a cambiar el mundo.

Disrupción nº1: TaaS – Transport as a Service

La conjunción de Inteligencia Artificial, con los avances en baterías, con el coche eléctrico y el modelo de negocio de Uber, van a crear el nuevo mercado del Transport as a Service (TaaS) con vehículos autónomos y eléctricos que llamas desde una app; tan barato y operativo que va a aniquilar el modelo del coche en propiedad y con él, a muchos fabricantes y su industria auxiliar, al 100% de los taxistas, camioneros  y concesionarios, y un larguísimo etc.

Dicho así suena apocalíptico, pero si miramos el lado brillante de la vida, que diría Monty Python, vemos ciudades sin atascos, sin coches aparcados en superficie, sin contaminación, sin ruido, con un 90% menos de accidentes y, lo más importante y la única razón por la que esto va a triunfar, un 90% más barato que comprarte un coche. Esto ya suena mejor, no?

Y si te cuentan que no lo veremos hasta el año 2050, dale una colleja cariñosa, de esas como diciendo: anda, pringaoWaymo (Google) ya está dando servicio de robotaxi en varias ciudades de USA y tendrá 82.000 robotaxis desplegados antes de 2020: 20.000 Jaguar i-Pace y 62.000 Chrysler Pacifica.

Disrupción nº2: Enernet

¿Qué ocurre cuando juntamos muchas viviendas/comunidades de vecinos, cada una con paneles solares y baterías, baratas y eficientes, que almacenan la energía sobrante, con un software de gestión de red inteligente y con una blockchain como método de pago inmediato, seguro y sin comisiones?

Que se crea una central energética virtual (VPP – Virtual Power Plant) en el que los particulares dejan de pagar a la utility de turno (Endesa, Iberdrola…) y pasan a pagar a sus vecinos. Cuando la VPP no da a basto, entran en juego las megabaterías que los parques eólicos y solares se han ocupado de cargar. ¿Utópico? Agosto 2018 – El estado de California aprueba ley que obliga a que en 2045 el 100% de la energía que se produzca  / consuma debe provenir de fuentes renovables.

Por cierto, la blockchain que permitirá esto, no será Bitcoin, ni será Ethereum. De hecho no será una blockchain. Será una DLT de 3ª generación, muy posiblemente IOTA. Y digo esto porque la DLT de IOTA no se basa en blockchain, sino en otra tecnología mucho más avanzada (Tangle). Es impensable utilizar tecnología blockchain para gestionar este volumen de transacciones. De hecho, en mi opinión, blockchain es una tecnología obsoleta.

Por aclarar, todas las blockchain son DLT (Distributed Ledger Technologies o Tecnologías de Registro Distribuído), pero no todos los DLT son blockchains.

Disrupción nº3: Carne cultivada

¿Para qué criamos un pollo entero si lo único que queremos son sus pechugas? Como el resto del pollo no lo queremos para nada: ¿no podríamos hacer crecer directamente las pechugas?

Pues si. Si que podemos. Por lo menos en USA pueden. No solo eso, sino que ya se puede encontrar en  carnicerías y, desde mayo de 2018, la cámara de representantes estadounidense dice que la carne cultivada se venderá como carne a secas; no verás etiquetas de carne biónica en tu carnicería.

Si la gente no lo está comprando ya, es porque aún es un poco cara. Medio kilo de carne cultivada costaba 320.000$ en 2015. Este año 2018 cuesta 360$, que aún es caro, pero es 1.000 veces más barato que hace 3 años. En 2020 estará a 3,20$. Si. En 5 años es 100.000 veces más barata. Y esta es otra de las características de las disrupciones, que tienen unas curvas de costes con unos descensos brutales generados por la experiencia, la mejora de procesos y la economía de escala.

Ah, una cosa importante. No solo hay carne cultivada de pollo. Hay carne cultivada de ternera, de cerdo, de pescado… Y no, no está llena de compuestos químicos. De hecho es mucho más sana que la carne procedente de animales de la ganadería intensiva: tratados con antibióticos, engordados con hormonas…

Disrupción nº4: Robofarmers

Ya que hablamos de una disrupción en la ganadería, vamos a hablar de otra en la agricultura. Si hay algún agricultor conteniendo la respiración, que se relaje. Esta no es como la carne cultivada que va a destrozar cierto sector ganadero; esta va a destrozar el sector químico.

Porque, ¿para qué vamos a emplear toneladas de insecticidas y fungicidas fumigando a lo bestia un cultivo, si tengo un guardián que patrulla incansablemente, detectando por Inteligencia Artificial brotes de hongos, enfermedades o insectos, y aplicando al instante la dosis justa de producto químico? Esto ya existe y se llaman robofarmers o robots granjeros y emplean un 95% menos de químicos que una explotación agraria tradicional.

Recuerda que las disrupciones, no solo destrozan cosas; tienen siempre su parte positiva. En el caso de estas 2 últimas tecnologías, enormemente positivas:

  • Piensa en lo que va a mejorar nuestra alimentación al dejar de estar permanentemente expuestos a antibióticos, hormonas, insecticidas y fungicidas.
  • Veremos como evoluciona el número de alérgicos, celíacos, etc… en los próximos años y la reducción de gastos médicos que supondrá. Si, otro sector afectado más.
  • Veremos si se recupera la población de abejas, vitales para la
    polinización de nuestros cultivos y por tanto para nuestra alimentación
  • Veremos si ese 33% de superficie cultivable mundial que se emplea como pasto para ganado puede ser repoblada con árboles y capturar CO2 de forma natural.
  • Veremos…

¿Vivimos tiempos apasionantes o no?

Ya lo creo que si, y aquí, en Disrupted Blog tengo la intención de escribir sobre estas tecnologías y todas las que irán surgiendo y que vayan a provocar grandes cambios en nuestras vidas y trabajos.

Además de información, aquí también encontrarás mi opinión personal sobre las consecuencias que estas disrupciones van a tener, qué empresas veo preparadas para comerse el mundo y cuales para ser comidas. Evidentemente que me equivocaré, pero estoy seguro que otras muchas acertaré, aunque solo sea por sentido común.

Para no perderte las novedades, puedes suscríbete a la lista de correo y recibirás un mail con cada nuevo artículo. Si utilizas Feedly o similar (muy recomendable), puedes suscribirte copiando esta ruta: https://disrupted.es/feed

Vuelve por aquí. Esto va a estar muy entretenido.

Una respuesta a “Hello (disrupted) world!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *